Creación del Área Protegida Cabí-Ichó y Formulación de su Plan de Manejo en la Selva Central del Chocó, Colombia

RESUMEN

La Selva Chocoana Central (SCC) se encuentra en uno de los epicentros de mayor biodiversidad del mundo: el Choco-Tumbes-Magdalena. Si bien este punto de acceso es uno de los lugares más húmedos del planeta, la SCC es el área más húmeda dentro de esta región. Esta humedad adicional facilita el desarrollo de bosques de más de 30 m de altura y multiestratos. Esta compleja estructura forestal, la asombrosa humedad, el drenaje de muchos ríos de los Andes y la confluencia de biodiversidad proveniente de América del Sur y Central hacen de esta un área rica en biodiversidad, especialmente para plantas, ranas y murciélagos.

Este proyecto busca (1) proteger numerosos ríos que abastecen de agua a las comunidades locales y a los 130.000 habitantes de Quibdó (la ciudad capital del Chocó), cuerpos de agua que también tienen una importancia escénica y recreativa para los chocoanos; (2) preservar más de 8.300 ha de bosque tropical prístino e hiperhúmedo, y (3) promover, con las comunidades negras, la restauración y el uso sostenible de las >5.300 ha de agroecosistemas (una mezcla de bosques secundarios con bosques plantados). árboles frutales y palmeras [p. ej.: borojó (Alibertia patinoi), coco, guayaba, cacao, chontaduro, fruta del pan, anon, guama y cultivos de pequeña escala, de subsistencia y principalmente cultivos de piña de sombra, plátano, lulo (Solanum quitoense), caña de azúcar, yuca, maíz, entre otros). Todo esto a través de la creación de una nueva área protegida denominada “Selva Pluvial Central (Corredor Cabí-Ichó)” (Misión 1) y la formulación de su plan de manejo (Misión 2).

La autoridad ambiental regional CODECHOCÓ realizará este trabajo en asociación con COCOMACIA (Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato) y Corparien (una ONG regional). Naturaleza y Cultura Internacional (NCI) servirá como canal de recursos financieros y, en asociación con el Instituto Humboldt, brindará apoyo técnico y seguimiento al proyecto. Codechocó, Corparien, Instituto Humboldt y NCI han estado trabajando juntos recientemente para la creación de otras nuevas áreas protegidas en Chocó.

Antecedentes del proyecto

En 2019 CODECHOCÓ y CORPARIEN, con el apoyo financiero de NCI, recopilaron y analizaron información secundaria del área. Como resultado, se cuenta con un documento de línea base que incluye información biofísica y socioeconómica y una propuesta de límites para la nueva área protegida Cabí-Ichó. Durante este proceso, se identificaron nuevos grupos comunitarios. En 2020, CODECHOCÓ, junto con la Fundación Tierra de Reconciliación (con el apoyo financiero de la Organización Internacional para las Migraciones -OIM) realizó talleres con todos los clústeres comunitarios identificados para explicar el concepto y la regulación de las áreas protegidas, identificar los servicios ambientales locales y para construir una estructura de gobierno preliminar. Sin embargo, debido a las limitaciones presupuestarias y restricciones impuestas por la pandemia del SARS-CoV2, no se realizó trabajo de campo y no se implementaron en su totalidad los talleres necesarios, incluido el proceso de consulta previa con COCOMACIA. Hoy, el contexto es más propicio para implementar esas actividades de campo y para llevar a cabo la estrategia participativa requerida para la declaratoria de esta área.

Contexto social

Foto: Jhecyca Lorena Quejada/ Proceso de caracterización social e identificación de actores

Al menos siete núcleos comunitarios están ubicados dentro del área protegida propuesta, todos ellos organizados en un Consejo Comunitario de Comunidades Negras – COCOMACIA, quien es propietario y gobierna este territorio comunitario. Las personas son principalmente productores agrícolas negros, cuyo sustento depende del consumo y comercialización de productos primarios agrícolas y pecuarios (por ejemplo: yuca, banano, plátano, maíz, piña, caña de azúcar, borojó, chontaduro, carne de cerdo, huevos y aves). También hay pescadores, mineros de oro tradicionales o ilegales, madereros y promotores turísticos locales. Algunos de ellos pueden sentirse perjudicados por las implicaciones del área protegida (p. ej., mineros ilegales), pero se espera superar esto mediante el apoyo de nuevas actividades económicas sostenibles, como el ecoturismo (dada la proximidad a Quibdó y el valor paisajístico de sus ríos) y/o bonos de carbono (proyecto que actualmente está siendo implementado por Terra Global Capital y COCOMACIA).

Descripción biológica

La biodiversidad converge en la Selva Chocoana Central (SCC), el punto de encuentro de la región chocoana, la vertiente occidental de los Andes y América Central. Esto, junto con los inmensos niveles de humedad y lluvia provenientes de los vientos del Pacífico, podría explicar por qué esta área es conocida por albergar muchas plantas, ranas, peces y murciélagos exóticos o endémicos.

Los principales ecosistemas presentes en la zona son los bosques tropicales húmedos e hiperhúmedos y los ríos. El rango de altitud va de 40 a 130 m.s.n.m. Los ríos más importantes son Quebrada Pacurita, Río Cabí, Río Ichó y Río Tutunendo, todos desembocan en el río Atrato (primer río en Colombia en ser reconocido como Sujeto de Derechos) y luego en el Mar Caribe.

Amenazas ambientales

La tala ilegal, la minería ilegal, las aguas residuales no gestionadas y el turismo inadecuado son las principales amenazas para la zona. El turismo, tal como se ha ejecutado hasta el momento, se considera una amenaza porque no está organizado, regulado ni formalizado. Los comerciantes ofrecen alcohol, música y snacks de manera desorganizada, generando contaminación e invasión de espacios naturales. Asimismo, dada su cercanía con Quibdó, esta zona es altamente susceptible a la expansión de cultivos, pastizales y áreas urbanas en las próximas décadas. Las estrategias de gestión deben construirse de abajo hacia arriba, ya que son las comunidades locales las que entienden las complejidades del territorio y sus propias necesidades.

OBJETIVOS, RETOS, ACTIVIDADES Y RESULTADOS

Objetivo principal y misiones:

Objetivo: Creación de una nueva área protegida regional y formulación de su plan de manejo en la Selva Central del Chocó, Colombia.

Misión 1 (M1): Creación de una nueva área protegida regional

Misión 2 (M2): Formulación de su plan de gestión

Desafíos y estrategias:

En el área de interés confluyen diversos actores socioeconómicos, principalmente productores agrícolas negros, mineros, corteros y comerciantes locales. Esto podría representar un desafío para el establecimiento del área protegida ya que algunos de ellos pueden verse afectados negativamente por su creación. Es por eso, que proponemos trabajar de cerca con COCOMACIA (el consejo comunitario local de comunidades negras que es la autoridad en la región) y uno de sus socios Terra Global Capital, empleando un proceso participativo, donde la importancia del área protegida es claramente comunicada y donde se construyen lazos de confianza y trabajo conjunto, para obtener el apoyo de los diferentes participantes.

Otro desafío es la falta de planes de manejo y asistencia técnica para la zona, el débil control y seguimiento ambiental, la poca presencia institucional y la falta de conciencia sobre la importancia de los bosques y ríos saludables para los habitantes de Quibdó y las familias asentadas en sus riberas. Los socios interesados en el proceso, entre ellos Terra Global Capital, han estado trabajando y seguirán trabajando de manera coordinada con COCOMACIA, brindando el apoyo necesario para subsanar estas debilidades. Adicionalmente, CODECHOCO, junto a los principales líderes comunitarios, facilitará el proceso de Consulta Previa, para que sea clara, gratuita e informada.

Por:

Yessid Rayo, asesor en el aprovechamiento de recursos naturales, Neiver Obando, coordinador del sistema departamental de áreas protegida de Codechoco

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like these